Martes , 29 Agosto 2017

Honda Fit 2006 – Ven a conocer este hatchback en Venezuela

Habrá notado estas dos tendencias en el negocio automotriz: (1) Honda va en serio, ganó el premio del Automóvil del Año de MT con el nuevo Civic de octava generación, así como el trofeo de la camioneta del año con la Ridgeline; y (2) el segmento de los subcompactos —ya sabe, esa categoría de autos pequeños en las cuales Honda solía dominar con el Civic— está experimentando un resurgimiento, gracias a recién llegados como el Toyota Yaris y el Nissan Versa junto con la camada actual que incluye al Chevrolet Aveo, el Hyundai Accent, el Kia Rio y los hermanos de Scion, el xA y el xB. Hace una década, los expertos creían muerto al segmento, ya que los bajos precios de la gasolina eliminaban la noción de la economía de combustible y los SUV se vendían como algodón de azúcar en Disneylandia. Lo más grande era mejor y lo pequeño no importaba.

Pero ahora, con los precios de la gasolina rondando los US$3 por galón y con los SUV siendo más repudiados que Jacko en una reunión de padres de familia, lo grande es simplemente grande y lo pequeño importa —mucho—. De hecho, muchos de esos expertos ahora cantan una canción muy diferente, y algunos predicen que el segmento de los subcompactos crecerá más de 58 por ciento para 2010. ¿Así que dónde queda Honda en este auge?

Honda, que nunca ha desperdiciado una oportunidad, aparentemente quedará en el lugar perfecto. Vuelve al juego de los subcompactos con el nuevo Fit, un cinco puertas que, por unos US$14,000, queda por debajo del Civic y representa un nuevo punto de entrada para la alineación. El Fit es un auto mundial, lo que significa que Honda ya lo vende en Europa, Sudamérica y Japón, y a la fecha, ha vendido más de un millón de unidades en el mundo. En EE UU, Honda espera vender 50,000 por año.

Basándonos en un día de conducción por las colinas en la costa de Malibu, nos inclinamos a creer que Honda se está quedando corta en su proyección de ventas. El Fit, dispo-nible en niveles estándar y Sport, lleva niveles generosos de refinamiento y utilidad al segmento. Como todos los Honda, viene mejor equipado que Heidi Klum, con ABS, seis bolsas de aire, un sistema de audio de 160 vatios con CD, aire acondicionado, cinco portavasos y ventanas, espejos y seguros eléctricos. El Sport añade rines de aleación de 15 pulgadas, un spoiler trasero, faros para niebla, volante forrado en piel y estéreo de 200 vatios.

Con 399.7 cm de largo, 168.1 de ancho y 152.4 de alto, el Fit podrá ser pequeño en el exterior —un Civic cuatro puertas es más o menos 50.8 cm más largo, 7.6 cm más ancho y 10.1 más bajo—, pero es grande en el interior. Con 90.1 pies cúbicos de vo-lumen interior, el Fit es sólo ligeramente menor que los 90.9 del Civic sedán. El volumen de carga con los asientos traseros sin abatir es de 21.3 pies cúbicos —9.3 más de lo que la cajuela del Civic sedán se puede tragar—, y con los asientos abatidos, el volumen crece a 41.9. Si levanta uno de los cojines traseros con divisón 60/40, el Fit puede llevar un árbol de 1.2 metros de manera vertical. Si adelanta el asiento del copiloto y reclina el respaldo, el Fit puede lidiar con una tabla de surf de 2.35 m. El secreto de esta capacidad de carga es lo que Honda llama una “configuración de tanque central”, en la cual el tanque de combustible reside bajo el asiento delantero, en vez del trasero, lo que crea un piso bajo atrás —más de 17.7 cm más bajo que un xA.

Detrás del volante, el Fit, construido en Japón, es tradicionalmente Honda, lo que significa que los materiales, los acabados y la ergonomía son de primera clase. Las puertas se cierran con un tranquilizador golpe de calidad, y todos los controles funcionan con presición. La potencia llega de un I-4 1.5L con VTEC, generando 109 hp vía un acelerador electrónico. La caja manual de cinco velocidades es estándar, siendo la automática de cinco —exclusiva en el segmento— opcional. Probamos un Fit Sport automático, que lleva palancas al volante y encontramos que los cambios son impresionantemente suaves y rápidos. El revolucionado I-4 es refinado, aunque zumba un poco cerca de la línea roja, pero se vuelve sorprendentemente dócil a velocidad crucero. Con cerca de 1,156 kg, el Fit Sport es ligero, permitiendo que los 109 hp produzcan una sensación de rapidez, especialmente combinados con la bien balanceada dirección electrica y la firme suspensión delantera de struts y trasera de barra de torsión que devora curvas con facilidad. Claro, sería bueno tener más potencia, pero para eso existe el mercado de postventa.

Con el Civic subiendo de categoría y precio, el Fit parece ser perfecto para Honda. Como dijo el vicepresidente senior de Honda, John Mendel: “En nuestra opinión, con los altos precios de combustible y la cambiante demanda de los consumidores, el momento del lanzamiento del Fit no podría ser mejor”.

Honda Fit 2006 – Ven a conocer este hatchback en Venezuela
Votar
Búsquedas relacionadas
  • venezuela movil camionetas

También puedes ver

Carros chinos Chery modernizarán flota de taxis en Venezuela

Venezuela iniciará una línea de producción de vehículos Chinos Chery, los cuales serán destinados para …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *